viernes, 13 de febrero de 2009

DEL PROCESO NACIONAL-POPULAR-DEMOCRATICO A LA ESTRATEGIA SOCIALISTA EN LA REVOLUCION BOLIVARIANA-PARTE 1




Javier Biardeau R


"La América Española es original —originales han de ser sus Instituciones y su Gobierno— y originales los medios de fundar uno y otro. O inventamos o erramos". (Simón Rodríguez)

¿Qué ha sido hasta hoy la revolución bolivariana? ¿Cuál es su potencialidad transformadora? Estas preguntas están articularlas a las tareas de la estrategia y la táctica políticas inscritas en la interrogante ¿Qué hacer?, luego de anticipar los escenarios de victoria de la revolución bolivariana en la enmienda constitucional del 15 de febrero.

I.- ESCENARIOS ELECTORALES:

La victoria resulta un hecho constituyente decisivo e incuestionable de potencia de la democracia participativa, pero su alcance y profundidad dependen de apreciaciones de conjunto acerca de las dimensiones cualitativas y cuantitativas del triunfo electoral. Existen variaciones importantes de estrategia y táctica política si los resultados corresponden a los siguientes escenarios:

a) Se mantienen bajo los parámetros cuantitativos de las elecciones regionales del 23 de noviembre del año 2008,
b) Se acercan a los resultados de las Presidenciales del año 2006, o
c) Se supera este techo de acumulación de fuerzas electorales, avanzándose definitivamente más allá de esta frontera de crecimiento;

En estos tres escenarios, deben evaluarse aspectos sustantivos y cualitativos, de contenido estratégico para la propia revolución bolivariana, tomando en consideración el balance de inventario de un análisis realista de los factores objetivos y subjetivos de la derrota del proyecto de reforma constitucional del año 2007, y las razones de fondo de la débil aplicación de la política de la revisión, rectificación y reimpulso revolucionario (3R). Desde nuestro punto de vista, la estrategia socialista constituyente debe partir de 4R y no solo tres:

1) una Revisión a fondo basada en un debate revolucionario sobre los logros y debilidades de las políticas ejecutadas en estos 10 años, así como de las premisas históricas y teóricas del “modelo de socialismo” que pretende inspirar y prefigurar la sociedad por-venir. No es posible ni deseable seguir el camino del Socialismo realmente inexistente, del colectivismo burocrático o del estatismo autoritario;

2) la Rectificación profunda desde la ética del compromiso y el pensamiento crítico-revolucionario de todos aquellos aspectos objetivos y subjetivos, que constituyen el bloqueo histórico para la emergencia de una auténtica renovación del ideario socialista, para impulsar acciones contra las fuerzas sociales y políticas internas al proceso bolivariano que encarnan:

a) la vieja cultura clientelista y patrimonial del populismo cuarto-republicano dentro del proceso bolivariano);
b) la estructuración de nuevas fracciones de clase capitalistas protegidas y amparadas por la “burguesía de estado” y por cuadros de dirección del aparato político bolivariano;
c) el lastre de viejos cuadros de la izquierda estalinista, burocrática y cosificada, que mantienen los mitos del llamado “socialismo real”, que no han superado las falsificaciones de esa mitología teórica llamada “marxismo-leninismo”, que pretenden erigirse en dirección intelectual y moral a partir de prácticas ideológicas reaccionarias, censores de la contestación cultural y del pensamiento crítico, renuentes a la profundización del debate teórico-programático por la renovación socialista en el seno de la Revolución Venezolana.

3) La necesidad del Reimpulso desde un “plataforma política programática” cuyos ejes son la puesta en iniciativa del movimiento por la revolución democrática, antiimperialista y descolonizadora como premisas del nuevo socialismo participativo, construido a partir de la tesis de la dirección colectiva (mandar obedeciendo al pueblo), de la democracia de consejos, de la construcción-acción del poder popular “desde abajo” para la constitución del bloque histórico patriótico-popular-revolucionario, que encarne la unificación orgánica de “sujetos-movimientos en lucha” contra la explotación económica, la coerción política, la hegemonía ideológica, la exclusión social, diversas formas de discriminación sexual, de genero o racial, y la negación de las matrices culturales de lo popular-subalterno nuestro-americano, demandas articuladas por mayorías nacionales, por la multitud constituyente.

4) La Renovación Socialista, la edificación de una estrategia socialista ajustada a las profundas mutaciones del pensamiento crítico revolucionario, a la ruptura de los paradigmas, enfoques y modelos de la clásica teoría revolucionaria, asumiendo que cada fase o ciclo de las luchas se realiza a partir de una síntesis teórica que responde a momentos históricos precedentes, a relaciones de fuerzas en el terreno de la ideología, reflexión y elaboración teórica, producto del conflicto entre clases, sectores, grupos, categorías y fracciones sociales, que reconoce que la praxis teórica no esta separada de la composición social de las luchas, que la producción teórica es la traducción conceptual de matrices del conflicto histórico, social y cultural; que la praxis teórica se despliega en el interior de luchas históricas, y contiene en su seno momentos de anticipación utópica, de prefiguración imaginaria de la sociedad por venir, que la transformación de la realidad comprende la transformación de las propias perspectivas teóricas revolucionarias.

Estas 4R permitirían concentrar tareas políticas para el logro del Socialismo participativo y descolonizador, para profundizar la articulación entre la revolución democrática y el socialismo participativo, superando los límites de la democracia liberal-representativa y consolidando como matriz de poder, al poder constituyente, la democracia libertaria, al protagonismo revolucionario de comunas y consejos del poder popular. Pues como señalaba Mariátegui:

"No queremos, ciertamente, que el socialismo sea en América calco y copia. Debe ser creación heroica. Tenemos que dar vida, con nuestra propia realidad, en nuestro propio lenguaje, al socialismo indoamericano." (José Carlos Mariátegui)

2 comentarios:

More Baker dijo...

Muy buena esta reflexión, de acuerdo con la suma de una nueva "R" a las tres ya dichas.
Lo vsito desde el blog de Reinaldo... con la encomienda de invitarlo al Taller sobre Comunicadores Socialistas que se efectuará el venidero sábado 14 y en el cual se debatirán importantes temas sobre este asunto del mediatismo comunicacional y la propuesta de incluir a "otros" comunicadores en este bagaje de nuevas experiencias.
Como le dije, será el ´sabado en la Casa del Artista en Caracas, desde las 9 de la mañana. En mi blog (Cambalach) podrá obtener mayor información.
Saludos.

More Baker dijo...

Muy buena esta reflexión, de acuerdo con la suma de una nueva "R" a las tres ya dichas.
Lo vsito desde el blog de Reinaldo... con la encomienda de invitarlo al Taller sobre Comunicadores Socialistas que se efectuará el venidero sábado 14 y en el cual se debatirán importantes temas sobre este asunto del mediatismo comunicacional y la propuesta de incluir a "otros" comunicadores en este bagaje de nuevas experiencias.
Como le dije, será el ´sabado en la Casa del Artista en Caracas, desde las 9 de la mañana. En mi blog (Cambalach) podrá obtener mayor información.
Saludos.